Emulación de juegos usando RetroPie

Continuando con mis pruebas de emuladores para nuestra querida Raspberry hoy toca probar RetroPie, del que tanto se habla y tanto bueno se dice. Podéis descargar la última versión desde este enlace. Yo en mi caso he preferido probar una versión supuestamente estable, así que he bajado la RetroPie SD-card image for Raspberry Pi 1 Version 2.6.

Después de grabar la imagen de RetroPie a mi tarjeta SD la he metido en mi Raspberry (Raspberry 1 modelo B+) y al arrancar no pasaba de una bonita pantalla en negro ¿el motivo? uso un convertidor HDMI – VGA para poder conectar mi monitor. Así que si vosotros también lo usáis seguramente ya conozcáis la solución: editar el fichero config.txt que se encuentra en la partición BOOT de la tarjeta SD. Como veis la solución funciona y puedo entrar a ejecutar RetroPie sin problemas.

El menú es bastante sencillo a la vez que elegante, y que la imagen de fondo cambie dependiendo del sistema que tengamos seleccionado es un detalle bastante curioso. Como punto negativo diré que una vez dentro de los emuladores el menú es bastante feo con una interfaz tipo lista en color gris. Recién instalado, RetroPie viene con unas versiones de Doom, Duke Nukem 3D, Quake y Quake 3 Arena, todos ellos en el emulador llamado Ports y aquí podéis ver un video del Quake 3.

Como he dicho utilizo un adaptador VGA y por defecto RetroPie intenta sacar el sonido por HDMI por lo que de primeras no oía nada. Lo he podido solucionar rápidamente ejecutando el comando sudo raspi-config luego seleccionando la opción Advanced Options y finalmente Audio donde seleccionaremos Force 3.5mm (‘headphone’) jack Ahora para probar las roms he copiado directamente unas de NES en un pendrive con formato FAT32. Lo curioso es que al meter el pendrive en él se crean una serie de subdirectorios por cada uno de los sistemas que puede emular, pero aunque tenía las roms en el pendrive no se copian a su carpeta correspondiente ni se pueden ejecutar desde él. En mi caso he tenido que mover a mano los ficheros .nes hasta la carpeta /home/pi/RetroPie/roms/nes y luego volver a arrancar el programa.


Como veis RetroPie ve que existen juegos en la carpeta de NES y entonces su menú aparece con las correspondientes ROMs. Y no me diréis que no se mueve nada bien el Contra ¿eh?

Tened en cuenta que por defecto RetroPie no expande el sistema para que ocupe toda la tarjeta SD, por lo que si vais a empezar a meter ROMS en ella es recomiendo ejecutar sudo raspi-config y luego seleccionar la primera opción Expand Filesystem o de otro modo os quedáis rápidamente sin espacio.

Una última característica que me quedaba por comentar es el llamado SCRAPPER que sirve para que (teniendo RetroPie conectado a internet) se descarguen las carátulas e información sobre nuestros juegos, lo que le da un aspecto mucho más chulo a todo el conjunto. La búsqueda la hace por el nombre del fichero, pero si alguno no coincide nos deja editar el título. Aquí podéis ver cómo queda el menú de NES después de haber ejecutado el scrapper.


Como conclusión diré he tenido que grabar la imagen tres veces porque el sistema se corrompe y no funciona bien o no arranca, lo que obviamente no me gusta nada. Luego está ee tema de las ROMs que tampoco me acaba de convencer ya que hay otras distribuciones en las que puedes jugar directamente desde un pendrive sin complicaciones. Lo bueno que le veo es lo del scrapper y que el sistema por debajo no deja de ser un Raspbian, con todas las ventajas que ello ofrece.

Emulación de juegos usando Lakka

Hoy voy a probar una nueva distribución para la Raspberry Pi enfocada en la emulación de videoconsolas y ordenadores antiguos. Se llama Lakka y las capturas de pantalla que he visto me han llamado mucho la atención por su aspecto muy parecido al menú que podemos encontrar en la PS3.

Lo primero es bajar Lakka desde este enlace: http://www.lakka.tv/get/ Tiene una web muy bien montada porque te da a elegir el sistema de tu ordenador y en qué dispositivo lo quieres instalar, y dependiendo de lo que elijas te da a descargar una imagen u otra y además te enseña cómo grabarlo en la tarjeta SD si no sabes.

Una vez copiada la imagen descargada en la tarjeta SD procedo a arrancar. Aquí os dejo un video del primer arranque.

Como veis el menú sí que es muy parecido al que podemos encontrar en una PS3, donde en la barra superior aparecen todos los emuladores disponibles. Dicho menú se mueve con los cursores y los botones son la x y la z.

Me pongo a cotillear en la web cómo meter las ROM y veo que comentan que la WiFi aún no funciona y nos recomiendan conectar la Raspberry por cable ethernet a nuestro ordenador, pero yo me aventuro y me copio la ROM del Super Mario World en un USB y lo conecto en el hub a ver si funciona.

Podéis ver cómo Lakka reconoce perfectamente que es una imagen de Super Nintendo y la coloca bajo su emulador correspondiente, lo que es muy práctico. No lo podéis oír porque uso auriculares con la Raspberry, pero el sonido funciona perfectamente.

Ahora voy a probar el mando de la PS3 porque he leído que es compatible, así que lo conecto mediante USB y arranco de nuevo.

Perfecto. El mando es reconocido a la primera y puedo moverme por los menús con él. Además, al final del video puede apreciarse que si pulsamos el botón home del mando nos lleva al menú, donde podemos guardar la partida así como tomar una captura de pantalla.

Conclusión: Tendría que hacer más pruebas con juegos de otras plataformas, pero Lakka no me ha decepcionado. Creo que aún es una versión beta porque hay cosas que aun no funcionan en los menús y tampoco he descubierto como apagarlo, así que he tenido que estar cortando la corriente, lo que no es nada bueno para el sistema. Si queréis montaros una consola para jugar jueguecillos de los antiguos en vuestro salón, no lo dudéis.